ELN dejó en libertad a soldados secuestrados en el Catatumbo

El aguachiquense Yonny Andrés Castillo y su compañero Jesús Alberto Segovia fueron entregados a una comisión humanitaria.

Los dos soldados del Ejército Nacional que fueron secuestrados por el ELN en zona del Catatumbo, Norte de Santander, fueron dejados en libertad la tarde del lunes.

Yonny Andrés Castillo Ospino, natural de Aguachica, y Jesús Alberto Segovia Muñoz, de El Banco, Magdalena, fueron entregados a una comisión humanitaria conformada por la Defensoría del Pueblo, el Comité Internacional de la Cruz Roja, CICR, y la iglesia católica.

Los uniformados, adscritos al Batallón Plan Energético Vial N° 10,  fueron sometidos a una valoración médica preliminar por parte de una enfermera de la Cruz Roja para corroborar que estuvieran en buen estado físico.

Agradecemos a las partes en conflicto la confianza que depositaron en nosotros para desarrollar esta operación humanitaria como intermediario neutral e independiente“, dijo Nicolas Lenssens, jefe de la subdelegación del CICR en Bucaramanga.

Ellos estaban privados de la libertad desde el pasado dos de febrero que fueron raptados en el corregimiento de Guamalito, jurisdicción del municipio de El Carmen, en Norte de Santander.  En el lugar se encontraban realizando actividades cuando fueron interceptados por unos sujetos en camioneta que se los llevaron.

Yonny Andrés Castillo llevaba apenas unos tres meses prestando el servicio militar tras partir de su lugar de residencia en Aguachica, al sur del Cesar. Precisamente, hace tres días el grupo guerrillero mandó un video de supervivencia anunciando sobre su liberación.

Esa zona del territorio nacional se ha convertido en un bastión de los grupos armados, sobre todo del ELN que en repetidas oportunidades ha materializado secuestros.

En el mes de abril de 2020 el policía auxiliar Jhon Carlos Torres Rincón, natural de Aguachica, y su compañero Dayan Camilo Flórez Gómez, natural de Ocaña, también fueron secuestrados en área rural del vecino departamento. Asimismo en el mes de junio fueron liberados y entregados por el ELN a una comisión de derechos humanos.

Los dos soldados del Ejército Nacional que fueron secuestrados por el ELN en zona del Catatumbo, Norte de Santander, fueron dejados en libertad la tarde del lunes.

Yonny Andrés Castillo Ospino, natural de Aguachica, y Jesús Alberto Segovia Muñoz, de El Banco, Magdalena, fueron entregados a una comisión humanitaria conformada por la Defensoría del Pueblo, el Comité Internacional de la Cruz Roja, CICR, y la iglesia católica.

Los uniformados, adscritos al Batallón Plan Energético Vial N° 10,  fueron sometidos a una valoración médica preliminar por parte de una enfermera de la Cruz Roja para corroborar que estuvieran en buen estado físico.

Agradecemos a las partes en conflicto la confianza que depositaron en nosotros para desarrollar esta operación humanitaria como intermediario neutral e independiente“, dijo Nicolas Lenssens, jefe de la subdelegación del CICR en Bucaramanga.

Ellos estaban privados de la libertad desde el pasado dos de febrero que fueron raptados en el corregimiento de Guamalito, jurisdicción del municipio de El Carmen, en Norte de Santander.  En el lugar se encontraban realizando actividades cuando fueron interceptados por unos sujetos en camioneta que se los llevaron.

Yonny Andrés Castillo llevaba apenas unos tres meses prestando el servicio militar tras partir de su lugar de residencia en Aguachica, al sur del Cesar. Precisamente, hace tres días el grupo guerrillero mandó un video de supervivencia anunciando sobre su liberación.

Esa zona del territorio nacional se ha convertido en un bastión de los grupos armados, sobre todo del ELN que en repetidas oportunidades ha materializado secuestros.

En el mes de abril de 2020 el policía auxiliar Jhon Carlos Torres Rincón, natural de Aguachica, y su compañero Dayan Camilo Flórez Gómez, natural de Ocaña, también fueron secuestrados en área rural del vecino departamento. Asimismo en el mes de junio fueron liberados y entregados por el ELN a una comisión de derechos humanos.

En ese territorio el conflicto armado y otras situaciones de violencia continúan impactando de manera directa a la población civil. Para nosotros es fundamental ayudar a las comunidades que sufren por esta realidad”, puntualizó Lenssens.  

En ese territorio el conflicto armado y otras situaciones de violencia continúan impactando de manera directa a la población civil. Para nosotros es fundamental ayudar a las comunidades que sufren por esta realidad”, puntualizó Lenssens.  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*